En familia por las vías verdes, con BTT o en los Pirineos Centrales para los más curtidos, la bicicleta continúa siendo un medio original y ecológico para descubrir el Haute-Garonne.

Bicicletas para todos

¡Desde siempre el Haute-Garonne adora la bicicleta y le señala su ruta!

Alrededor de 190 kilómetros de vías para bicis tienen a su disposición las familias, los niños, los ciclistas aficionados y los profesionales para disfrutar de largos y bellos paseos con total seguridad: tanto por las vías verdes del Canal de los Dos Mares, como en los trayectos ciclables del Garona, desde Carbonne a Cierp-Gaud. Algunos tramos están preparados y tienen su propio lugar, es decir sin vehículos motorizados. Otros se proponen en vías compartidas, ofreciendo un nivel de seguridad extremo para las excursiones o salidas en familia.

LA VÍA VERDE PARA BICICLETAS

De Saint-Rustice a Toulouse

Habilitada en una prolongación del Canal del Midi, esta Vía Verde para bicis no presenta grandes dificultades y por ello es adecuada para todos los perfiles de ciclistas, desde el debutante al más experimentado. No lejos de allí, el viñedo de Frontonnais cubre las laderas y en Castelnau-d'Estretefonds, la puerta de entrada al viñedo, una ruta de vinos lleva al visitante a descubrir una serie de poblaciones y de la producción de los dominios y de sus bodegas. Algunas construcciones del camino, como el puente-canal del Hers, quedarán grabadas en la memoria del visitante por su ingenio.
En Bruguières, el museo de la iglesia acoge tesoros litúrgicos y arqueológicos, como una estatua policromada del siglo XIV que representa la virgen de Notre-Dame de Grâce, -objeto de un peregrinaje-, así como otros objetos.

De Toulouse a Port-Lauragais

Habilitada sobre el antiguo camino de sirga del Canal del Midi, que permite remolcar por cable barcos y barcazas, esta vía verde atraviesa el "Pays de Cocagne". Es aquí, en este campo silvestre jalonado por bastidas y pueblos pintorescos del sudoeste, donde se cultivaba antaño el pastel, gran fuente de riqueza. El Canal del Midi también contribuyó al auge de todo este territorio asegurando el transporte de las mercancías. Hoy en día está reservado para la navegación turística y los paseos en barca son posibles desde la esclusa de Renneville hasta Port-Lauragais. En este puerto de placer se encuentra también la Maison de la Haute-Garonne (Casa del Haute-Garonne) y la exposición consagrada al Canal del Midi.

Recorrido de la Rigole de la Plaine

Este itinerario sombreado serpentea la ribera de la Rigole de la Plaine, canal de alimentación de agua del Canal del Midi. Se trata de un pequeño canal creado por el hombre que comienza su recorrido en la Montagne Noire y que permite la captación de las aguas de las fuentes y del lago de Saint-Ferréol para así nutrir el Canal del Midi. El caudal se vierte en el seuil de Naurouze, lugar de reparto de las aguas, punto de mayor altitud del canal, en el que se dividen las aguas hacia el Atlántico y hacia el Mediterráneo. A partir de aquí, encontramos lugares con vistas magníficas del campo circundante. A lo largo de este itinerario, no dejes de visitar el lago de Saint-Ferréol, el Museo y Los jardines del Canal del Midi, el lago de Lenclas y Revel, bella bastida o conjunto de casas medievales, población famosa por su ebanistería excepcional.

Itinerario del Garona

Siguiendo el curso del río Garona, este itinerario sobre calzada y vía ciclable enlaza los Pirineos con la meseta de Toulouse. Esto lleva a que en la parte alta las aguas sean abundantes y agitadas hasta Saint-Gaudens y que después vayan calmando, siempre asegurando un gran frescor a lo largo de todo su recorrido en verano. Este itinerario apto para bicis dispone de múltiples accesos, y se recomienda un alto en el camino para vivir momentos a recordar: practicando alguno de los deportes de aguas vivas o visitando los impresionantes poblados medievales de Saint-Bertrand-de-Comminges y Saint-Gaudens por su “sentier ocre” (sendero ocre), circuito turístico de gran interés. Podemos también visitar Saint-Martory y sus casas medievales y su puente de tres arcadas, la ciudad cerámica de Martres-Tolosane y su museo Agonía, así como las masías de Rieux-Volvestre y de Montesquieu-Volvestre, que salpican el valle del Arize.

INSÓLITO

Las esclusas del Canal Lateral

En el Canal Lateral –también llamado Canal del Garona- las esclusas se distinguen por sus altas paredes perfectamente paralelas, contrariamente a las esclusas del Canal del Midi, que son de forma oval. Entre estas últimas, la esclusa doble del Jabalí (ecluse double du Sanglier) en Ayguesvives o la de Negra, ya en el municipio de Montesquieu-Lauragais con su pequeño puerto y su capilla, merecen una parada.
 

El puente-canal de Hers

Situado cerca del pueblo de Villefranche-de-Lauragais, este puente-canal, que le permite al Canal del Midi salvar un obstáculo, fue concebido por Jean-Polycarpe Maguès, ingeniero jefe del Canal del Midi y se terminó en 1806.


El museo de la iglesia de Bruguières

Además de la estatua de Notre-Dame de Grace, el museo alberga un sarcófago merovingio, una hacha en piedra antigua pulida de 4.000 años de antigüedad, un cuchillo picador de carne de hace 300.000 años, indumentaria, el antiguo reloj de la iglesia y un libro que data del siglo XVII, consagrado a la historia de la población.

Iglesia de Bruguières – Tel: +33-562 229 933.
 

El pueblo de Saint-Rome

A dos kilómetros del Canal del Midi, cerca de Villefranche-de-Lauragais, el pueblo de Saint-Rome  ofrece una singular silueta. En el siglo XIX, el conde de la Panouse, viajero habitual, originario de Toulouse, que residía en la Corte de la reina de Inglaterra, decidió edificar este dominio, con casas totalmente dispares que le recordaban a las descubiertas en sus numerosos viajes. En un espacio de 300 hectáreas lo logró: el pueblo ofrece una muestra de estilos arquitectónicos del mundo entero.
 

Le Village Gaulois (El Pueblo Galo)

Aventura humana extravagante, la construcción de este pueblo galo se basa en la reconstrucción  arqueológica de una veintena de edificios basada en las últimas investigaciones y datos científicos. A lo largo de seis hectáreas, todos los gremios han sido representados y trabajan como antaño, cuando la tribu de galos “les Volques Tectosages” habitaba la región de Toulouse.

Le Village Gaulois – L’Archéosite – La Chaussée – 31310 Rieux-Volvestre – Tel: +33-561 871 638. village-gaulois

 

El Tour de Francia en el Haute-Garonne
Los turistas adeptos a la bicicleta son cada vez más numerosos, así como los que deciden conquistar los grandes picos de los Pirineos Centrales. El Consejo departamental de Haute-Garonne ha instalado paneles señalizadores que indican la altitud de cada pico y su desnivel. ¡Para que cada uno evalúe los esfuerzos que le quedan! La recompensa está al final del camino y una simple foto inmortalizar la hazaña consumada.
Desde el año 1910, el Tour de Francia ha escrito alguna de sus más bellas páginas en estas montañas, famosas por sus torturados picos, particularmente en Haute-Garonne: los puertos (denominación local del Col de Balès (1.755 m), el Col des Ares (797 m), el Col de Buret (618 m), el Col de Menté (1.349 m), el Col du Portet d' Aspet (1.069 m), el Col du Portillon (1.293 m), el Col de Peyresourde (1.569 m), el Col de la Clin (1.249 m), el Col de Larrieu (704 m), y el Col d’Artigascou, de 1.351 m).
letour.fr

No tiene sentido ascender una ladera en bicicleta cuando basta con girarse para descenderla

Pierre Dac